imágenes de los viajes y peripecias de un pequeño oso de peluche que viaja con un humano (al menos el osito supone que es más o menos humano)
Inicio > Historias > delicatessen

> delicatessen <


parece como si fuera un londoner de pro, y todo por culpa
de ElPez y sus amigos que son unos snobs que se la dan
de vsops y chics y así nos va todo...

me explico: me llevaron de compras, bueno, principalmente a
ver escaparates y meternos en tiendas muy de ringorrango
que es lo que los turistas con ínfulas hacen cuando vienen
aquí



claro que si de Fortnum & Mason se trata, la pijez esta está
muy justificada: tenían todos los escaparates en plan ópera, y
hasta se oían arias en medio de la calle Piccadilly. El Ritz, The
Caviar House... F&M (en fin)



claro que si los escaparates eran un museo, el interior de la
tienda no lo era menos: los más elegantes, sin duda eran los
dependientes de frac gris a rayas; cada estante era un
goce para los sentidos... hasta que uno miraba el precio, claro



cualquier cosa que se te ocurriera cara y distinguida, ahí la
tenían



de todo, hasta comida lista para llevar...

ahora les confesaré algo terrible que hicieron ElPez
y sus colegas. Subyugados por los bocadillos preciosos
que tenían, y viendo que realmente no eran mucho más caros
que un estropajoso hotdog comprado en la calle (es que
London es así), decidieron comprar unos cuantos y
de paso unas cocacolas (sí, cocacolas en F&M: lo
increíble es que las venden, pero desde luego, con
desprecio -te miran raro si compras algo así)

y se largaron a Green Park, al ladito del Buckingham
Palace, para más escarnio de la monarquía, a comérselo



las botellas de coke en bolsas de Fortnum & Mason, qué
cosas



eso sí, los bocadillos de gambas con salsita y vegetales
eran un escándalo (y sólo costaban 2,95 libras esterlinas)



y de postre, se metieron entre pecho y espalda unas trufas
de champán carísimas y deliciosísimas...



por supuesto, servidor estaba allí para dejar constancia

aparte de esos desvaríos, también se dedicaron a comprar
otras cosillas (ya le conocen a ElPez... un pijo con sus
pijezas)



porque eso de ser adicto a la sal Maldon, manda leches...
(me cuenta ElPez que contagió a más de uno de esa
tontería... pero de algo tienen que vivir los carísimos
tenderos de las delicatessen)



no podía faltar la mantequilla de cacahuete (la crunchy, que
tiene trocitos y es más pegajosa aún, es la mejor, dice
ElPez), algo de té Earl Grey para ir tirando en casa y,
eso era nuevo y se lo debe a Jaio, gravy en polvo
de la Bisto Best...

¿pero no decían que la gastronomía inglesa era a la
gastronomía lo que la inteligencia militar a....?

2004-01-21 01:00 | javarm | 1 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://osito.blogalia.com//trackbacks/14718

Comentarios

1
De: Vendell Fecha: 2004-01-21 17:13

¿Gravy en polvo? ¿Pinutbutter? ¿Bombones? ¿Sal de escocia? Ja ja, osito, me temo que a Vd lo dejaron en un cajón cuando esos fueron a ver las delicatessen de verdad.

Anda que picar con lo de los bocadillos de cangrejo-bar...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.197.86 (a14f57d46a)
Comentario


Cosas viejas
<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        

Documentos

Categorías

Blogalia

Blogalia

javarm