imágenes de los viajes y peripecias de un pequeño oso de peluche que viaja con un humano (al menos el osito supone que es más o menos humano)
Inicio > Historias > en München

> en München <


con tanto ajetreo estas semanas, lo cierto es que
ni tiempo me deja ElPez para ponerme por aquí a
dejar constancia de mis viajes... si es que así no
puede ser

hace dos findes estuvimos en Munich, es decir,
München. Volvía a Alemania y ahora en plena
primavera. Lo que pasa es que me tuvieron preso
en los cuarteles generales del ESO casi todo el tiempo
y apenas tuve oportunidad, una noche y una mañana
de vengarme un poco y conocer la ciudad



y ver esas iglesias barrocas metidas en medio de las casas,
como la de San Juan Nepomuceno, que ellos llaman
Asamkirche

o, en Marienplatz hacer lo que hacen todos los turistas:
esperar a que suene el carillón de las nueve de la noche



pues nada, a ver a los toneleros bailando. Impresionante y muy
pastiche, pero encantador (lo de pastiche es por aquello del
neogótico de finales del XIX del Neues Rathaus, que quiere
decir Ayuntamiento Nuevo y no "Nueva Casa de Ratas",
aunque suene algo así... es como decir "Hay Untamiento", o
"Casa Con Su Historial"...)



en el Altes Rathaus, o sea, el Ayuntamiento antiguo,
está el museo de juguetes (o sea, Spielzeugmuseum
dicho en la lengua de allí, que por Baviera tiene un
acentillo realmente divertido, por más que siga siendo
incomprensible)

para mi conmoción me encontré con muchos
colegas, en una exposición que celebraba los
100 años de los teddy bears



y yo me decía que por qué me tienen con un pez en vez
de con una adorable muchachita, posiblemente devoradora
de salchichas desde su tierna infancia



claro, que a esas horas el museo estaba cerrado, así
que ElPez decidió consolarme con la visión de las
altísimas torres de la Frauenkirche



y con un improvisado viaje a Florencia sin salir de Munich,
porque este Feldherrnhalle -cágate: Casa de los Mariscales
de Campo- es talmente la Loggia dei Lanzi, pero construida
a mediados del XIX y dedicada a unos cuantos militares.



me contaba ElPez que junto a este sitio se produjo en 1923
un enorme mogollón, justo tras la proclamación de la
república popular de Hitler en esa cervecería que mejor
olvidar. Comenzaban fuerte, y luego pasó lo que pasó



al día siguiente me llevaron al Deustches Museum, que
impresiona mucho a uno que conoce planetarios de
provicincias...

y luego a pasear por el estilo maximilian, con ese
mazacotón llamado Maximilianeum



que afortunadamente se pierde un poco entre
la vegetación primaveral del Saar



luego pasamos por la Residenz y por la Cancillería de
Baviera



era una mañana de domingo estupenda, cálida, y
ahí mismo, junto al templo e Diana en el Hofgarten
le mandé a Vendell una foto



a la que, solícito, respondió con una sorprendente
imagen que me hizo recordar lo lejos que estaba del mar



...es que habíamos pasado por El Ferrol, pero ElPez ni
me sacó del bolsillo para inmortalizar mi peluche junto
a la estatua de ese general patascortas que tanto lío
montó por aquí. Esta sí que se la debo.

en fin, nos fuimos al Englischer Garten, que andaba tomado
por los muniqueses, en su primer día de calor y sol de
la primavera



por cierto, que en cuanto pueden, se ponen en bolas,
lo que siempre es de reconocer



por supuesto pasamos por el Monopteros,
un templete neoclásico en un montecillo, la
única altura, aparentemente, de toda la ciudad

y caímos en la Torre China, con su obligada
orquesta bávara tocando melodías muy
prescindibles



lo que pasa es que la gente, realmente, va a privar

y así, probamos una Starkbier, la cerveza más fuerte
que es típica en el comienzo de la primavera, y que ya
se estaba acabando



Thierry, un armoricano metido a ausburgués y medio
muniqués y eslovaco y suizo y otras cosas (viaja
mucho más que yo, descubrí) hizo los honores de
guía por todos esos colores primaverales.



y sólo quedaba tiempo para salir corriendo al aeropuerto, una
de esas obras megalómanas de la nueva arquitectura que,
ya ven, me encantan. Pues eso fue todo. Supo a poco.

Muy a poco.

2004-04-28 01:00 | javarm | 7 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://osito.blogalia.com//trackbacks/18076

Comentarios

1
De: fernand0 Fecha: 2004-04-29 07:29

¡Qué envidia!



2
De: nota media 1.12 Fecha: 2004-04-29 08:16

te suscribo, fernand0. Quién fuera osito de peluche...



3
De: Oier Fecha: 2004-04-29 11:45

Yo también suscribo a Fernancero. A mi no me llevan a ninguna parte.

Claro que yo no entro en un bolsillo.



4
De: verderito Fecha: 2004-04-29 23:09

¡Verdaderamente, este weblog me parece de lo más divertido que he visto! Felicidades a sus creadores.



5
De: [KwZ] Fecha: 2004-04-30 19:48

Por Dios, este oso viaja más que yo. T_T



6
De: Anelly Fecha: 2005-03-23 02:53

wow!!! como me gustaria ser ese oso d peluche!!! jejeje, neta esta muy padre su pagina...felicidades al creador d la pag. me gustaria platicar con el o la compañera del osito. ahi esta mi mail. bye!!!! :)



7
De: luna Fecha: 2007-03-14 08:23

te envidio....... estar en esos lugares.... CAÑON



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.166.168.243 (4c5daf99c8)
Comentario


Cosas viejas
<Agosto 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Documentos

Categorías

Blogalia

Blogalia

javarm