imágenes de los viajes y peripecias de un pequeño oso de peluche que viaja con un humano (al menos el osito supone que es más o menos humano)
Inicio > Historias > esto empieza a ser demasiado...

> esto empieza a ser demasiado... <


no me conecto mucho, y es que no me da el peluche para tanta marcha
con esto de los sanfermines, ya se acaba el fin de semana, que
ha sido de completa locura, con más de un millón de personas
yendo de un lado a otro, consumiendo ingentes cantidades de
brebajes (a un precio que debería ser simplemente delito) y
vertiendo líquidos por cualquier lado.... un primor; y ElPez
empeñado en que me empape de las fiestas, con el calor este
de treintaytantos grados simplemente insoportable



todo el mogollón este permite, eso sí, encontrarse hasta a
incombustibles galos paseando por la ciudad (muchos otros de
sus compatriotas eran menos incombustibles y quedaban
derrotado en cualquier lado: los "gabachos" les llaman por
aquí, como si fuera una enfermedad o plaga que llega de
vez en cuando; he leído, por otro lado, que como 1000
australianos se han montado un campamento como a media
hora de la ciudad, con sus fiestas, sus grupos de rock y
hasta la cerveza australiana, y sólo vienen por la ciudad
para ver el encierro y poco más... ¿a qué leches vienen
entonces? les saldría más barato montar encierros en Perth)



ya a mediodía un ángel del bien y otro del mal mostraban
que moverse en los sanfermines es una continua tentación



tuvimos comida al aire libre en el calle Aldapa, copas en una
peña, poteos por todos los bares que encontrábamos
practicables (eso de llevar el bote es un coñazo... sobre todo
cuando a uno le meten en el mismo bolsillo que al bote)




me presentaron en sociedad a no sé cuántos amigos y amigas,
y a mí, que se me dan mal las fisionomías y los nombres, como
que ya me daba igual



un poco de reposo para ver el atardecer desde los jardines de
la Taconera (en el hueco donde uno se podía echar al césped,
que era poco y no fácil de hallar, con tanta mierda como tira la
gente por aquí)



luego cena, más copas, más gente, más lío... ¿qué hora era
cuando pillé a unos cuantos amigos completamente derrotados?



se nos quedó el nokia sin batería, así que -os lo aseguro,
afortunadamente- no hay constancia gráfica de lo que pasó
hasta la hora del encierro, y hasta bastante después
(sobre todo porque encontrar un chocolate decente a
estas horas es más bien imposible: pagas un doblón y
pico y encima sabe a rayos)... cuando al fin me dejaron
dormir, hasta hace un rato; ahora están ya pensando en
salir un ratito... ¡socorro!

2003-07-14 06:06 | javarm | 3 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://osito.blogalia.com//trackbacks/9791

Comentarios

1
De: Martin Pawley Fecha: 2003-07-14 10:17

Me pregunto, osito, si el fin de semana del quince al diecisiete de agosto sería un buen momento para conocer Pamplona....



2
De: osito Fecha: 2003-07-14 16:29

pues me lo apunto!!!



3
De: Martin Pawley Fecha: 2003-07-15 06:37

Perfecto!!!



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.80.33.183 (871b290faf)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?


Cosas viejas
<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Documentos

Categorías

Blogalia

Blogalia

javarm